Los Fantasmas Durante las Partidas

Puede seguir las partidas haciendo click en las jugadas (de la partida y/o de las variantes) y le aparecerá un tablero visor.

Introducción

Como me pasa cada año, durante el verano no suelo jugar torneos por razones climatológicas (es decir, el calor me mata). Eso hace que el primer torneo del año (durante marzo o abril generalmente) me encuentra fuera de ritmo.

He intentado varias formas de entrar en calor antes de mi, generalmente, mal torneo, y nunca he podido encontrar el método que mejor efecto me produzca. El calor tampoco me deja entrenar mucho en casa…

Es así que mi participación en el tan esperado Torneo de la Legislatura seguramente me iba a deparar algunas sorpresas.

Aunque tenía muchas ganas de jugar y me preparé lo mejor que pude en el tiempo disponible, mi rendimiento en la primera parte del torneo (las primeras 4 partidas) fue bastante malo. Sin embargo, y es algo que debo rescatar, ¡logré muchos puntos! A pesar de jugar (muy) mal, en todo el torneo solo perdí una partida, contra el GM Perez Ponsa (actual n°2 de Argentina).

Creo que mi baja forma se notó, principalmente, por la superficialidad de mis evaluaciones y cálculos, lo que me llevó a ver demasiados fantasmas.

¿Qué significa “ver fantasmas”?Fantasma

Sin querer entrar en polémicas, los fantasmas son cosas que asustan pero que no existen. Y esa misma definición funciona perfecto para el ajedrez.

“Ver un fantasma” durante la partida es ver alguna variante o jugada que parece peligrosa, pero que en realidad no lo es si se la analiza con cuidado. A veces, ni siquiera es necesario tener cuidado, solamente no hay que dejarse asustar y seguir analizando una jugada más.

Mis Fantasmas

Veamos en la práctica qué pasa cuando se ven fantasmas y nos asustamos. Para eso, usaré una de mis poco brillantes producciones.

En esta partida, cometí muchos errores de superficialidad, buscando de alguna forma tener todo controlado y pensando que con eso bastaba para obtener la ventaja.

Sin embargo, en la siguiente partida pasó algo que no me puedo explicar. Hace años que juego la Variante del Dragón de la Defensa Siciliana (entre otras) y, sin embargo, ¡me dio miedo que me ataquen!

Incluso después de la partida, creía que me había defendido lo mejor que se podía. Pero al terminar el torneo y analizar las partidas por mi cuenta, en la tranquilidad de mi casa, me asombre de lo mal que había evaluado y calculado durante toda la partida.

La jugada que veremos a continuación es probablemente la jugada más ilógica que he jugado en el último tiempo.

Conclusión

Es muy común en todo ajedrecísta que haya tiempos de inactividad, en especial si en dónde vives no hay torneos seguido. Es vital, en esos períodos, mantener el entrenamiento, estudiar o, por lo menos, mantener “la cabeza activa”.

Sin embargo, al volver a los torneos hay que exigirse al máximo. En el peor de los casos, nuestros sentidos estarán dormidos, nuestras evaluaciones serán perezosas, y nuestros cálculos inexistentes. Pero lo que sabemos no se perdió.

Es vital estar conscientes de esto, tratar de despertarse lo más posible y gastar todo el tiempo que sea necesario para volver a ponerse en ritmo.

En próximos artículos, tal vez, les muestre cómo en la segunda parte del torneo pude volver a ser yo y jugar un ajedrez un poco más decente.

Boletín de Estudiando Ajedrez
Reciba en su casilla de mails:
- Todas las novedades del sitio.
- Consejos sobre entrenamiento.
- Ejercicios especiales.
- Contenido exclusivo y primicias.
- Y mucho mas!.
* los campos son obligatorios

¿Te pareció interesante el artículo? Déjame tu opinión, sugerencia o crítica y con gusto te responderé rápidamente.