Partida 3: ¿Sorpresa? en la Apertura y Gran Final

Puede seguir las partidas haciendo click en las jugadas (de la partida y/o de las variantes) y le aparecerá un tablero visor.

La partida de ayer fue, otra vez, tablas. Pero en esta oportunidad las tablas fueron todo menos aburridas. La tensión vivida durante las más de 6 horas y media que duró la partida nos mantuvo a todos (o por lo menos a mí) a la expectativa.

La parte más remarcable de la partida fue el final que se originó después de la jugada 20 del Blanco. Después de una de las variantes más sosas que existen (la variante 5.Te1 de la Berlinesa es probablemente la variante más aburrida de la variante más aburrida), se llegó a un final muy simple en donde la mayoría pensábamos que se acordarían las tablas rápidamente. Sin embargo, ¡la palabra “rápidamente” se transformo en casi 60 jugadas!

La gran cantidad de recursos que mostró el Campeón para sacar agua de las rocas, algo a lo que ya nos tiene acostumbrado, y la gran tenacidad del retador hicieron de la partida un espectáculo. Y digo espectáculo por lo interesante que fue de verlo y tratar de entender que estaba ocurriendo, no por la precisión (que no suele ser lo común en partidas tan complejas.

Pueden ver la partida, sin comentarios, a continuación:

Debo decir que, para mí, lo más interesante de la partida fue justamente el final. Pero creo que la única forma de analizarlo correctamente es después de muchas horas de análisis, algo de lo que lamentablemente no dispongo si quiero publicar la nota hoy.

En la época en la que vivimos, en la que estamos acostumbrados a recibir la información inmediatamente, el ajedrez no creo que termine de acostumbrarse nunca. Para descubrir la verdadera belleza detrás de una partida, el verdadero porqué de las jugadas, porque se hizo esta jugada en vez de aquella, es necesario mucho tiempo de análisis (y un buen analista). Pero todos queremos los análisis YA y por eso recurrimos a las computadoras, que lo único que hacen es arruinar una bonita partida. Hoy ya vi comentarios en las redes diciendo que “Carlsen se equivoca, ganaba con Te1”, y la verdad es que ese tipo de comentarios me duelen mucho (en especial cuando son dichos de gente que lo único que sabe hacer es mirar la evaluación de un engine).

Me gusta lo que escribió el GM Alex Colovic (traducción propia; pueden ver la nota completa haciendo clic aquí):

El sutil punto de su preparación [de Carlsen] es que la computadora siempre muestra 0.00 y estas ideas son fáciles de omitir, mientras que jugar estas posiciones en el tablero es todo menos fácil, incluso aunque parezcan engañosamente tablíferas.

Karjakin lo descubrió él mismo en la partida 3. Una jugada rara de Carlsen (10.Te2) y ya estaba fuera de libro. El final al que se llegó parecía simple, pero si un defensor como Karjakin se las arregló para echarlo a perder entonces probablemente no lo era. No miren lo que dice la computadora, es siempre 0.00, un incómodo 0.00 no significa nada.

Tal vez publique el final bien analizado en unas semanas, o tal vez haya que esperar a que salga un libro (o DVD) sobre el match, para tener una correcta evaluación de lo que de verdad ocurrió.

Sin embargo, hay otro punto en la partida que merece la atención.

Las jugadas 10.Te2 y 11.Te1 nos asombraron a TODOS. No creo que nadie pueda decir que no. ¿Carlsen ubicó la torre estorbando el movimiento de su propio alfil, para volverla a mover a la siguiente jugada, perdiendo un tiempo completo?

Yo creo que el motivo de sorpresa fue doble. Por un lado, el movimiento 10.Te2 fue raro, ya que no luce armónico. Y luego, volver a mover la torre (a una casilla a dónde podría haberse dirigido en primera instancia) parece una completa pérdida de tiempo.

A partir de estas jugadas, es muy común decir que el ajedrez moderno no se entiende, que los motores arruinaron el ajedrez haciendo que jugadas inocuas sean buenas. Aunque en algún punto estoy de acuerdo, este no es el caso.

Veamos, como hicimos en los análisis de la primera partida, algunos antecedentes de esta idea.

Perder Tiempos

Iré en orden cronológico, para que puedan apreciar que las ideas nuevas tal vez solo sean ideas viejas.

Empezaré mostrando un clásico de Rubinstein:

¿Alguien recuerda la siguiente partida de Capablana?

Ya los escucho diciendo “Capablanca tenía un profundo plan posicional detrás de su retroceso de alfil”. Seguro que si les pregunto por el jugador más lógico de la historia, muchos me nombrarían al gran Capa. ¿Pero que piensan de la siguiente partida?:

¡Una locura! Lo cierto es que las maniobras de esta última partida es muy probable que no hayan sido del todo precisas, pero no es lo que juzgo acá. Para mi lo importante es mostrarles que las “ideas raras” siempre existieron.

No puedo dejar este tema sin poner la siguiente famosa partida

Estas “perdidas de tiempo” ya son tan usuales en el ajedrez que incluso son parte de la teoría de aperturas. Pondré solo dos casos de las decenas que se me ocurren:

¿Cuántas pérdidas de tiempo de alfil se pueden cometer en las primeras 7 jugadas? Nimzovich (!) solo perdía un tiempo (con …Aa6 y luego …Ab7), pero en la actualidad se prefiere perder dos (con …Ab4+ y …Ae7 además de la ya antes mencionada.)

Y ahora, un ejemplo de la Defensa Siciliana (hay muchas otras variantes similares a esta):

Bloquear Piezas Propias

Para mostrar que también es “normal” bloquear las propias piezas, veamos algunos ejemplos de hace más de 100 años:

Y si pensamos en teoría de aperturas, la siguiente es la primera que se me ocurre:

Conclusión

Con todas estas partidas que publiqué, lo que quiero es mostrarles que en realidad el ajedrez actual no es tan raro como puede parecer. Yo creo que, simplemente, no tenemos el nivel como para entender las ideas inmediatamente, y que por eso es necesario que reflexionemos un poco antes de lanzar críticas.

La jugada …Ad7 de Capablanca a mi me parece la jugada más normal de mundo, pero eso se debe a que esa partida la vi cientos de veces. Estoy seguro que a los aficionados de la época les habrá parecido igual de loca que la Te1 de Carlsen.

Como suele decirse, “no hay nada nuevo bajo el sol” o “las nuevas ideas son solo viejas ideas olvidadas“.

Para finalizar, tratemos de entender por qué Carlsen jugó así:

Boletín de Estudiando Ajedrez
Reciba en su casilla de mails:
- Todas las novedades del sitio.
- Consejos sobre entrenamiento.
- Ejercicios especiales.
- Contenido exclusivo y primicias.
- Y mucho mas!.
* los campos son obligatorios

¿Te pareció interesante el artículo? Déjame tu opinión, sugerencia o crítica y con gusto te responderé rápidamente.