Problemas Tramposos

      2 comentarios en Problemas Tramposos

Puede seguir las partidas haciendo click en las jugadas (de la partida y/o de las variantes) y le aparecerá un tablero visor.

¿Qué son los problemas tramposos?

Son problemas extraídos de partidas en donde hay una combinación aparentemente buena (gracias a patrones conocidos) pero que por algún motivo no funciona (se haya producido o no la combinación en la partida).

Pongamos un ejemplo. Analicen la siguiente posición y piensen ¿qué jugarían de blancas?

¿Y? ¿Descubrieron como gana el Blanco? ¡Espero que no! Vean la respuesta a continuación:

En conclusión: La combinación con 8.Ce5 es típica y se ha visto varios veces, pero no siempre funciona. El problema no tiene una solución “clara” o “contundente”.

¿Cuál es mi idea al poner problemas así? Pues bien, uno de los malos hábitos que tenemos (y me incluyo a veces) al resolver problemas de libros, revistas o diversas páginas web, es que sabemos que hay algo allí y si vemos una jugada o combinación que “tiene pinta” la hacemos sin calcular mucho (si algo hay, ¡debe ser eso!). Obviamente, este un grave error de disciplina, ya que hace prácticamente inútil el problema: no ejercitamos el cálculo de variantes, ni la elección de jugadas candidatas, ni la evaluación final, ni la imaginación (jugar lo primero que se venga a la cabeza difícilmente lleve a algo imaginativo).

Entre las maneras que se me ocurrieron para evadir este problema con mis alumnos es el de darles “problemas tramposos” (y, por cierto, ha sido el más útil). La idea es que, si no les digo que hay una continuación ganadora, sólo les digo que “hay algo”, entonces deben esforzarse y calcular para no caer en una supuesta trampa (por supuesto, uno trata de no poner siempre “problemas tramposos” y poner también “combinaciones correctas” para que así el que resuelva no sepa con que encuentra).

duda

Además, este tipo de problemas asemeja mucho más la realidad de una partida. Cuando uno juega con jugadores de buen nivel es más común encontrar “combinaciones falsas” que “combinaciones verdaderas” y entonces uno siempre debería sospechar de las jugadas del rival (“¿por qué movió el alfil a c3 si yo le amenazaba comer la torre con un doble de caballo en ‘c7’?”).

Este método de elección de problemas les ha traído varios beneficios a mis alumnos, y espero les sean útiles a ustedes también. Por lo tanto, mi idea es compartir varios de dichos problemas de mi base (mezclados con problemas de verdad) semanalmente con ustedes. Si no quieren perderse de ninguna pueden suscribirse al Boletín Semanal de Ajedrez (al que se pueden suscribir completando sus datos más abajo). De esta forma, podrán ejercitar su cálculo periódicamente y al mismo tiempo podrán consultarme sobre dudas con los problemas comentando sus respuestas en las notas.

¡A practicar!

Boletín de Estudiando Ajedrez
Reciba en su casilla de mails:
- Todas las novedades del sitio.
- Consejos sobre entrenamiento.
- Ejercicios especiales.
- Contenido exclusivo y primicias.
- Y mucho mas!.
* los campos son obligatorios

2 thoughts on “Problemas Tramposos

  1. Pingback: ¡Táctica! (1) – Estudiando Ajedrez

  2. Pingback: ¡Táctica! (2) - Estudiando Ajedrez

¿Te pareció interesante el artículo? Déjame tu opinión, sugerencia o crítica y con gusto te responderé rápidamente.