Sentido del peligro

      No hay comentarios en Sentido del peligro

Puede seguir las partidas haciendo click en las jugadas (de la partida y/o de las variantes) y le aparecerá un tablero visor.

El sentido del peligro es un concepto que se repite de vez en cuando en los clubs de ajedrez, pero no por ello es algo que suela estar desarrollado. Para el que no lo conozca, aquí se los presento: el sentido del peligro es como una alerta que nos da nuestro subconsciente, generalmente, que nos dice que tal jugada, o tal idea, o tal plan, son peligrosos. Esto es algo muy útil para el jugador de torneos, ya que muchas veces nos tienta una ganancia de material, pero nuestro sentido del peligro no dice a gritos que eso traerá consecuencias desagradables, como es el clásico ejemplo de perder muchos tiempos en la apertura para ganar algún peón. Aunque lo ideal sería poder calcular todas las variantes y verificar correctamente si es válido o no hacer lo que nuestro sentido nos dice que no es conveniente, esto es casi imposible en una partida, o por lo menos es algo muy poco práctico, ya que no es lógico perder mucho tiempo calculando una variante que después terminaremos descartando.

Por lo tanto, tratar de desarrollar nuestro sentido del peligro es útil para ahorrar valiosos minutos en una partida. Para desarrollar este instinto tan valioso, propondré varias posiciones y partidas. Si se comprometen y las analizan con cuidado, ¡tendrán una nueva herramienta, o una mejorada, para su próxima partida!

Acá va el primer ejemplo:

Juega el Blanco. ¿Encuentran alguna jugada interesante?

Sobre el problema, les tiene que costar encontrar la jugada que gane del blanco, ¡porque simplemente no existe ninguna continuación forzada!

Se podría decir que es un “problema tramposo”, pero no deja de ser útil, ya que nos ayuda a entender lo que es el sentido del peligro. Si a uno se le presenta esta posición en una partida, tal vez calcule rápido la continuación 1.Axe4+ y ve que las capturas del Alfil pierden (ya que coronaría el peón libre de d6), por lo que podemos pensar que ganamos un peón. Pero si tuviéramos nuestro sentido del peligro desarrollado, una alarma nos sonaría, diciéndonos que el Alfil está clavado, lo que es peligroso. Esto nos tendría que llamar la atención, y así analizar más cuidadosamente las posibles respuestas del rival. A veces un instinto muy grande nos puede hasta hacer rechazar una jugada porque es muy peligrosa, y esto es justamente lo que pasó en esta partida. El jugador de Blancas reconoció que no había visto la refutación de la captura del peón porque tenía poco tiempo en el reloj, pero que esa jugada le pareció muy peligrosa, y por lo tanto no la hizo y así se salvo de perder la partida.

Obviamente, sería ideal que podamos calcular porque la jugada falla, pero en ciertos casos (como en el presente, en donde el blanco tenía poco tiempo), no está mal ser más prácticos y apelar a nuestro instinto. Y esto es justamente lo que trataré que todos podamos desarrollar con estos ejemplos.

Veamos una nueva posición en donde el Blanco desafía a la lógica y deja muchas piezas sin defensa. Aunque la partida fue jugada por correspondencia, esto no evitó que se cometieran algunos errores instructivos. Esto pudo haber ocurrido por falta del sentido del peligro, o, más posiblemente, a que al ser una partida por correspondencia, el Blanco tuvo mucho tiempo para verificar que sus jugadas no se refutaban directamente, lo cual es cierto, y por lo tanto rechazo los consejos que dan la práctica y la lógica.

En este ejemplo en particular, el sentido del peligro se manifiesta en que siempre es peligro dejar piezas “sueltas”, en particular en posiciones abiertas.

Sin más preámbulos, el extracto de la partida, con un pequeño ejercicio:

Veamos ahora un ejemplo de una partida viva. Esta la reproduzco en su totalidad, porque es interesante en todo su desarrollo. Los comentarios de la apertura son extraídos de los hechos por Ftacnik que se encuentran en la MegaDatabase 2010 de ChessBase.

Por último, veamos un último caso en el que debemos estar “despiertos”. En la siguiente posición, el Negro asume el riesgo típico que involucra un sacrificio, aunque sea un sacrificio “falso”. El gran jugador Rudolf Spielmann, en su famoso y clásico libro “El Arte del Sacrificio”, muy recomendable por cierto, clasifica los sacrificios en “verdaderos” y “falsos”. Los sacrificios “falsos” son los sacrificios en los cuales, después de una secuencia forzada, se recupera el material entregado, a veces con creces, o se da mate. Por tal motivo, el sacrificio es un sacrificio temporal, o “falso”. Y eso es precisamente lo que pasa en esta partida. El sacrificio de Dama que hace el Negro es totalmente “falso”, porque la Dama que se “regala” no puede ser comida so pena de recibir mate. Pero el hecho de dejar la Dama amenazada siempre es peligroso.

Veamos como se desarrolló la partida en cuestión:

Ejercicios

Habiendo visto “la parte teórica”, les dejo algunos ejercicios para que resuelvan (las soluciones se encuentran al final del artículo con algunas aclaraciones extras sobre el tema, así que les recomiendo no apurarse en leer todo):

1) Observen atentamente la siguiente posición:

Materialmente, el Negro tiene calidad de más. Pero el Blanco posee las piezas más agresivas. Noten como la Torre, el Alfil y la Dama blancos miran directamente al Rey rival. Esta es una posición en la que nosotros tendríamos que estar atentos, ya que nuestro Rey podría estar en peligro, aún con nuestras piezas mayores ayudando en la defensa. Tenemos que estar alertas, no con miedo.

Ahora miremos las amenazas obvias. Hay una sobre nuestra Torre de e2. El Blanco acaba de jugar Rf1 amenazando nuestra Torre, y esta posee sólo tres casillas en donde parece estar a salvo: b2-d2-e4.

Pero si observan bien, no es tan fácil ubicarla en alguna de esas casillas, ¡por lo menos si quieren ganar!

¿En donde pondrían ustedes la Torre?

2)

La consigna es Juega el Negro, y el resultado que debe obtener, se lo dejo a su criterio. ¡Tengan cuidado que no es tan fácil como parece a primera vista!

 

Soluciones

Como ven, el Negro no estaba ganado, y hasta podríamos decir que, según como siguió la partida, las jugadas que critiqué en los comentarios no son en realidad malas. Esto puede ser correcto, pero no es lo que nos importa al estudiar este tema. El “Sentido del Peligro” es algo que sólo tiene aplicación práctica. Y lo que nos dice es que ciertas jugadas, o ciertos planes, son peligrosos, NO que son malos. Entonces, si estamos seguros que esa jugada es buena y pudimos analizarla correctamente, aunque parezca peligrosa, la tenemos que jugar. Pero sin olvidarnos del peligro en el que podemos caer. En esta partida, el Blanco no fue consciente del peligro y por eso término perdiendo. Es importante recalcar esto, el Blanco no perdió por hacer jugadas peligrosas, sino que perdió por no darse cuenta que eran peligrosas. Y esto es lo que queremos ejercitar con estos artículos

1)

Lo curioso es que mientras dos de los posibles desplazamientos de la Torre le dan la posibilidad al Blanco de entablar, el tercer movimiento hace que abandone. Un ejemplo clarísimo de como en una jugada se puede definir un encuentro.

2)

¿Podemos decir que Miles “robo” medio punto? Me parece mejor decir que el Negro se confió mucho de su peón libre. La verdad que a primera vista parecía ser un factor decisivo, pero mirando con atención, nos tendría que haber alertado al ver a tantas piezas cercanas a nuestro rey. En este caso, se sumó la clavada del peón f. Pero este es un detalle menor en el tema principal, que es el Sentido del Peligro. Lo importante para no nosotros es el peligro que debía sentir nuestro Rey al estar rodeado de piezas rivales.

Cambiando un poco de tema, me parece muy instructiva la manera que posee el negro para hacer las tablas. Atacar los peones aislados (o separados) desde atrás es un procedimiento típico de los finales en donde hay Torres, principalmente cuando no hay otras piezas, o las que hay no pueden defender correctamente dichos peones y al mismo tiempo ser activas (como los Caballos, que son piezas de corto alcance). Por eso es bueno que aprendan este procedimiento y ¡que lo utilicen!

Boletín de Estudiando Ajedrez
Reciba en su casilla de mails:
- Todas las novedades del sitio.
- Consejos sobre entrenamiento.
- Ejercicios especiales.
- Contenido exclusivo y primicias.
- Y mucho mas!.
* los campos son obligatorios

¿Te pareció interesante el artículo? Déjame tu opinión, sugerencia o crítica y con gusto te responderé rápidamente.