Progresar Analizando las Partidas Propias

Puede seguir las partidas haciendo click en las jugadas (de la partida y/o de las variantes) y le aparecerá un tablero visor.

Introducción: Repasando Partidas

Conseguir el título de MF ha tenido buenas y malas consecuencias para mi vida profesional.

Por un lado, he conseguido más alumnos, lo que me ha permitido desarrollarme mejor como entrenador, aprender muchas cosas nuevas y mejorar métodos que, ahora entiendo, no eran los mejores. Esto se ve reflejado fácilmente en el progreso de mis alumnos. Por dar un ejemplo, cito a Emanuel Cimer, que el año pasado logró ubicarse durante casi todo el período como el mejor Sub-16 de Argentina y consiguió el título de Campeón Argentino Sub-16 (¡y ahora vamos por el título de MF!). [Edit: ¡Ya conseguido!]

Pero por el otro lado, mi mayor enfoque en mi faceta de entrenador me ha dejado menos tiempo para trabajar en mi propio juego y así empeoraron mis resultados en mis torneos. Hoy, dos años después de obtener mi título, tengo el mismo Elo que en aquel entonces (mayormente gracias a un ITT en el que me las ingenié para jugar horrible y perder 80 puntos).

Aunque amo entrenar y ver el progreso de “mis chicos” (aunque algunos ya pasan los 40…), este año decidí que me enfocaría principalmente en mi juego. Es por ello que tengo grandes planes (que solo les contaré cuando estén confirmados, no me gusta anticiparme tanto).

El primer paso de cualquier plan de entrenamiento debe consistir en la evaluación del juego, enfocándose principalmente en las debilidades de cada uno. Es un trabajo que hago periódicamente con cada uno de mis alumnos, pero hacerlo conmigo mismo es siempre más difícil, ya que es imposible mantener la objetividad.

Para hacerlo lo mejor posible, decidí revisar mi base personal de partidas, y ver rápidamente TODAS las partidas que tengo allí registradas (que al pasarlas me doy cuenta que faltan algunos torneos, y es algo que estoy haciendo exactamente ahora).

La Base “Mis Partidas”

Mis Partidas

Yo, como todo jugador que se precie (o eso espero), tengo una base de partidas que se llama “Mis Partidas”. En dicha base tengo todas las partidas pensadas (o eso creía – ver arriba) que he jugado analizadas por mí. Es un trabajo que me he puesto desde el primer torneo, y que vengo cumpliendo más o menos religiosamente desde aquel entonces, cada vez que termino con un torneo.

Como aconsejaba Botvinnik, analizo las partidas como si las fuera a publicar, explicando cada detalle y poniendo las variantes que analicé durante la partida con las mejoras que encuentre.

En realidad, este consejo fue una de las razones por las que comencé con el blog Estudiando Ajedrez. Ya que nadie iba a publicar mis partidas, decidí crearme yo un espacio para hacerlo, y así poder recibir críticas a mis comentarios y poder aprender mucho más.

Comentar nuestras propias partidas nos da mucho material para progresar, y debería ser el paso previo a cualquier entrenamiento. Si no se analizan las partidas, es imposible decidir que es lo qué se está haciendo mal y, por lo tanto, lo que hay mejorar.

Reunir todos esos análisis en una base (o en una libreta, a la vieja usanza) es la mejor forma de poder repasarlos a posteriori (como hice yo), corregirlos, y sacar nuevas conclusiones de ellas. Al pasar el tiempo, y ser mejores ajedrecistas, se sorprenderán con las cosas que no veían en ese entonces y podrán aprender aún más sobre ustedes mismos.

Conclusión: Aprendiendo

Al revisar esas partidas, aun las que jugaba hace más de 10 años, descubrí muchas cosas sobre mí. Errores recurrentes que pensé que eran aislados. Estructuras que manejo mejor de lo que creía, e inclusive ciertas tendencias que tengo y de las que no me había percatado.

Para dar un ejemplo, descubrí que tengo muchas partidas en dónde yo entro, a propósito, en medio juegos con alfiles de distinto color y creo (algunas veces, de la nada) fuertes ataques gracias a ellos. ¡Incluso me armé una base con dichas partidas para que mis alumnos aprendan a maneja esta arma!

Ahora que tengo una mejor idea de cómo soy como jugador y sé dónde están muchos de mis problemas, es el momento de ponerse a entrenar fuerte y prepararse para los próximos torneos que se avecinan. Espero en unas semanas comentarles lo bien que me fue.

Bonus Track: Mi Primera Partida

Pequeño Fell

Un joven Sebastián en una foto para la historia, con amigos de la época (y actuales) y con mi primer profesor. Los que me reconozcan, entiendan que en ciertas etapas uno quiere hacerse el rebelde.

Me gustaría compartir con ustedes la primera partida de mi base, la primera partida que jugué en un torneo pensado por Elo. En aquel entonces era un chico de 15 años (empecé un poco tarde) con muchos sueños y esperanzas (¿?) que se tuvo que sentar frente a un fuerte MI, que en aquel momento todavía era un jugador activo.

Comparto con ustedes la partida, con exactamente los mismos comentarios que hice aproximadamente un mes después de jugarse la partida (solo corregí algunos horrores ortográficos).

Actualmente creo que estos análisis tienen muchos errores, incluso algunas evaluaciones completamente erróneas, pero muestran a las claras el empeño que le ponía un chico que estaba empezando a obsesionarse con este pequeño juego.

Incluso los errores en los comentarios me muestran a las claras como pensaba en aquel entonces, y son por lo tanto instructivos.

Boletín de Estudiando Ajedrez
Reciba en su casilla de mails:
- Todas las novedades del sitio.
- Consejos sobre entrenamiento.
- Ejercicios especiales.
- Contenido exclusivo y primicias.
- Y mucho mas!.
* los campos son obligatorios

1 thought on “Progresar Analizando las Partidas Propias

  1. Pingback: Analice Partidas y Gánele a la Sveshnikov - Estudiando Ajedrez

¿Te pareció interesante el artículo? Déjame tu opinión, sugerencia o crítica y con gusto te responderé rápidamente.