Sobre Estudiando Ajedrez

Preámbulo

Juego al ajedrez desde los 6 años. Pero siempre fui una persona muy insegura. Es por eso que no jugaba partidas oficiales. Sentía que debía estudiar y entrenar duro, para no pasar vergüenza en mi primer torneo. Solo me animé en el 2006, a los 16 años, por insistencia de mi profesor. Sin dudas, estaba preparado para la acción. Mi primer Elo fue de 2117, un rating muy alto para ser el primero, ¡pero recuerda que llevaba 10 años preparándome!

Sin embargo, me estanque en ese nivel, y solo 5 años después pude cruzar la barrera de los 2150 y saltar directamente a los 2200. ¿Qué pasó en ese tiempo? ¿Cómo logré dar el salto? Si te sientes estancado como yo, no importa el rating que tengas, espero que mi experiencia te sirva.

Pues, me dí cuenta que mis conocimientos eran bastante avanzados, pero me faltaba “algo”. Ese algo era la práctica. Pasé mucho tiempo estudiando pero no jugando, y por eso mi conocimiento tenia grandes lagunas. Era increíble (o eso pensaba), pero no podía aplicar lo que sabía.

Sin embargo, a los 18 años, mi querido profesor, el MF Eduardo Biagi, me dio el segundo empujón que necesitaba: me llevó a dar clases (grupales) con él en el Club Argentino de Ajedrez. Y al año siguiente, me dio (casi literalmente) a mi primer alumno particular. Dar clases me abrió un panorama nuevo del ajedrez. Me obligó a ponerle mucho esfuerzo a cada clase. Recuerda que soy muy inseguro, y por lo tanto preparaba durante horas cada clase. No podía permitirme que me hagan una pregunta que no supiera responder. Fue por esas épocas en dónde aprendí a transformar mi inseguridad en algo más positivo. Empecé a dar lo mejor de mí en cada cosa que hacía. Al principio por temor, pero ahora por satisfacción. Porque quiero asegurarme que la persona a la que le enseño aprenda algo.

Nacimiento de Estudiando Ajedrez

Al poco tiempo, el 24 abril del 2010, nació Estudiando Ajedrez. Mi objetivo al crear EA era esforzarme aún más en mi entrenamiento diario. Siguiendo el consejo del GM Mikhail Botvinnik, decidí publicar las partidas que estudiaba y analizaba. De esta forma, todos podrían ver lo que hacía, y eso me obligaba a tener cuidado en todos los detalles. Sinceramente, nunca pensé que alguien me iba a leer. Pero, con el correr de los meses, empecé a tener lectores asiduos, que resolvían mis problemas, y que incluso me decían que disfrutaban y aprendían con lo que escribía. Ahí me di cuenta que había creado algo más grande de lo que esperaba.

Norma de MI gracias a Estudiando Ajedrez

Este soy yo, con mi primera norma de MI. Estoy contento, aunque mi cara sea de cansancio.

Gracias a Estudiando Ajedrez, en menos de dos años superé la barrera de los 2200 de Elo. Y, a partir de allí, mi progreso hacía los 2300 fue lento pero seguro. Ya no estaba estancado. Aunque tenía algún torneo malo, siempre volvía a retomar y el aumento siempre era mayor que lo había bajado. Una vez que conseguí mi título de MF, me volví a estancar un poco, hasta que el año pasado (2017) volví a plantearme un nuevo objetivo: ser MI. ¡Y conseguí mi primera norma de MI casi instantáneamente!

Lo maravilloso de Estudiando Ajedrez, es que no solo yo progresaba (y sigo progresando), sino que tu también tenias la posibilidad de ser parte del recorrido, ver cómo estudiaba, y poder aplicarlo en tu propio estudio.

Estudiando Ajedrez me dio la ventana que necesitaba para superar mis miedos y progresar en ajedrez. Pero también me posibilitó enseñarle a miles de personas a recorrer ese camino mejor que yo. Por que, como ya dije, en cada clase doy lo mejor que puedo.

Objetivo

En esta página nunca prometí “secretos” para subir 400 puntos de Elo, “recetas mágicas” para ganar en menos de 20 jugadas ni cómo vencer a grandes maestros. Tampoco tengo “cursos completos” que a todos le sirven. No te ofrezco esto simplemente porque estoy seguro que no existen. Para mejorar (en el Ajedrez y en la vida) se necesita trabajo y constancia. ¡Nada se logra sin transpirar un poco! Sólo puedo ofrecer dos cosas como entrenador:

  1. Una guía de qué y cómo estudiar DE ACUERDO A LAS PROPIAS NECESIDADES DE CADA UNO, su nivel, compromiso, motivación e inclusive edad, entre otras cosas.
  2. Material para trabajar.

¡El resto depende de ti!

Ya que el primer punto es muy personal, siempre me concentré en el segundo. Aunque también me gusta dar consejos sobre cómo estudiar, tengo que darlos de forma general, tratando de abarcar las distintas necesidades de cada uno.

Si quieres estar al tanto de todas las novedades de la página, así como también acceso a material exclusivo (y un pequeño regalo), únete a la Comunidad Estudiando Ajedrez haciendo clic aquí. ¡Es gratis!

Solo queda una cosa por decir: ¡a estudiar y disfrutar!